Últimos Artículos

¿Qué tan bueno es el Workflow de tu organización?

No todas las organizaciones saben contestar a la pregunta: ¿Cada cuánto tiempo entregas valor? Quizás tú tampoco lo sepas. No te preocupes suele pasar. Se suele no tener en cuenta a nuestro Workflow. Mi encuentro con el Workflow lo tuve en el mundo jurídico, cuando...

28th enero 2023

Últimos Artículos  –   28th enero 2023

¿Qué tan bueno es el Workflow de tu organización?

No todas las organizaciones saben contestar a la pregunta: ¿Cada cuánto tiempo entregas valor? Quizás tú tampoco lo sepas. No te preocupes suele pasar. Se suele no tener en cuenta a nuestro Workflow. Mi encuentro con el Workflow lo tuve en el mundo jurídico, cuando...

 

Es difícil descansar a finales de año, ante tres años tan convulsos. Para ello necesitas mirar más allá del 2023.

 

 

I. Un nuevo lente para tu «Estrategia» 2023

Si algo tratamos de darte en este Newsletter es una visión sistémica y ambidiestra para tu organización. Seguramente te encontrarás con posts en este sentido: «Estrategia 2023» «Trends 2023», «¿Qué tendencias no te debes perder?»

Si de nuestra mal llamada Estrategia 2023, no hay nada más allá o no se fundamenta en nada más; estaremos perdidos. Llegarás a hacer lo mismo en el 2023 y buscarás las mismas clases de artículos para el 2024. La Estrategia 2023, en dado caso sería planeación. La Estrategia es la que la sostiene o debería de sostenerla. La estrategia son las tesis que tenemos del futuro; y habrá que testearlas. Es cómo voy a resolver una necesidad concreta a un usuario en concreto.

Vale la pena hacer el monitoreo estratégico, si es que efectivamente tu Estrategia se fundamenta en un Estudio de Futuros. Vale la pena ver cómo han ido creciendo esas señales de cambio, bien si al final no resultó ser una tendencia sino una simple moda. En este post hablamos sobre cómo hacer nuestros monitoreos.

No alt text provided for this image

Por otro lado vale la pena decir que no todas las tendencias que ves por ahí te servirán a ti. Igualmente si esas tendencias o señales de cambio las ves por todos lados; no es una tendencia, es un factor de cambio (drivers of change).

Quizás estamos viendo factores de cambio como el metaverso¿Qué tanto aumentará su uso? ¿Qué tanta democratización alcanzará el metaverso? Bien, el futuro de la invasión a Ucrania. ¿Cuándo parará? ¿Va a escalar o no? ¿Veremos alguna rebelión de los ciudadanos rusos frente a su gobierno? ¿Intervendrán decididamente los organismos internacionales?

Vale la pena, preguntarse: ¿Cómo esos factores de cambio me afectan a mi? ¿De qué depende que efectivamente tengan un fuerte impacto en mi organización? ¿Qué tanta incertidumbre puede surgir si efectivamente ese factor de cambio se da o incrementa?

 

 

II. Algunas pistas hacia el futuro (contando también al 2023)

A. El mundo de la oficina: algo que está cambiando cada vez más es el mundo de la oficina. ¿Cómo justificar ir a la oficina todavía? ¿Se puede obligar a ir a la oficina? ¿Qué beneficios da? ¿Cómo le sacamos jugo a ello?

En estudios de futuros sí habían surgido escenarios de pandemia. No con la magnitud de la pandemia que nos enfrentamos pero de fondo surgía la pregunta: ¿Qué pasa si nos quedamos encerrados y no podemos salir? De ahí que muchas organizaciones comenzaron a experimentar el trabajo remoto. Hoy, no dejar esta autonomía o el poder de decisión a los colaboradores (a los que no trabajan en un planta) podríamos pensar que se trata de una organización anticuada.

Recuerda que no basta sólo con apostar por el Strategic Foresight. No basta con co-crear escenarios. Vale la pena, y de hecho de ahí surgen también ya sea en el Backcasting o en el análisis de las Implicaciones que resultan para las organizaciones estar ante esos escenarios. Valdría la pena preguntarse: ¿Qué implicaría para nosotros trabajar en remoto? ¿Qué hace falta para poder trabajar en un esquema híbrido y flexible? Pensar sistémicamente: los objetivos que tengo, el talento que tengo y que contrato, los costos de oportunidad, etcétera.

Valdría la pena preguntarnos justo por esto: ¿Por qué vamos a la oficina? ¿Cómo co-creamos un espacio de trabajo? (No necesariamente espacio físico) ¿Dónde co-creamos ese espacio de trabajo? ¿Qué otras nuevas maneras de trabajar podemos intentar?

B. Diseño Consciente e Innovación Circular: las buenas consultoras de innovación integramos a la Innovación y a la Estrategia como dos caras de la misma moneda. La innovación ya no es un nice to have, ya no las pueden vender como meras cosas sueltas; como meras ocurrencias o como subirse sólo a una tendencia.

Las organizaciones tienen que hacer un esfuerzo por realmente co-crear una innovación circular. No sólo desde nuestros materiales; los proveedores; igualmente en nuestros procesos de innovación. Hay una gran área de oportunidad en las organizaciones para aterrizar sus frameworks de innovación. En Polymath ya desde hace un tiempo venimos colaborando en las organizaciones como su back office de innovación. De lo contrario quedará muy en el aire y la innovación seguirá siendo un nice to have.

No alt text provided for this image

Puedes complementarlo muy bien ya con lo que decían nuestros amigos Dan Toma y Esther Gons en su libro ‘The Corporate Startup’ y escuchar el episodio que tuvimos en ¡Reinventándonos! Podcast, el año pasado.

Por otro lado, los innovadores tanto externos como in house; tenemos mucha responsabilidad en hacer vivir a la organización los procesos de innovación. En este Newsletter le dedicamos todo un Zoom-In, al Strategic Foresight. Pero podríamos destacar también los procesos de co-creación de Escenarios Alternativos, hacerlos partícipes tanto in-house como externamente. Podríamos, también, visualizar el monitoreo que hagan las organizaciones de las señales de cambio y tendencias. En un sentido más colectivo y abierto; en lugar de ser un proceso selectivo, secreto y hasta con miedo y recelo. Créanme que aquí hay mucho qué hacer. Incluso trasladar esto para la innovación de nuestras ciudades.

No alt text provided for this image

C. La reforma gradual del Supply Chain: ya desde hace tiempo con varios amigos ingenieros, me contaban al mismo tiempo su preocupación y su ánimo por aportar valor aquí. Ya que hay una gran área de oportunidad de ir reformando el impacto que tienen las organizaciones en su entorno; ayudando a cambiar su supply chain y con esto a sus mismos proveedores.

Quizás aquí entraría todo el tema del Capitalismo Consciente o de las mismas BCorps. Lo primero, se pondría poner como un factor de cambio (ya este tema viene desde hace tiempo) y las BCorps que ya dejaron de ser una señal de cambio y se han convertido en toda una tendencia. Tanto el Capitalismo Consciente como las BCorps gran parte de sus postulados promueven este cambio en Supply Chain. El primero, con su pilar de Stakeholder Integration; y las BCorps, en su pilar de Comunidad.

No alt text provided for this image

De nuevo con un lente sistémico podríamos poner la tecnología, el medio ambiente, las medidas políticas, incluso el factor educativo por el talento que se desarrolla. Las mismas organizaciones que son atraídas a alguna región del mundo por su talento o incluso por el rechazo a un supply chain que contamina.

D. Educación como commodity: la pandemia hizo explotar la educación en línea. Se ha estirado mucho el concepto de ‘aprendizaje’, ya a cualquier cosa se le llama aprendizaje y se ignoran cada vez cosas más básicas hasta las mismas soft skillsLa presión de las organizaciones por aprender nuevas formas de trabajo; el gap entre lo que las universidades ofrecen y las organizaciones creen saber que necesitan. Así como el traspaso cada vez del mundo complicado al complejo; y la necesidad de conectar puntos.

Quizás veremos cada vez más democratización de estas habilidades. En ellas quedaran fuera las consultores que sólo venden ideas, capacitaciones o el estirado aprendizaje. Tendríamos que preguntarnos: ¿Cuál es valor agregado de las consultoras o agencias de learning? ¿Dejamos un budget de educación abierto y que cada colaborador decida qué aprender? ¿Habrá unas habilidades básicas que tendrían que aprender los colaboradores y tendría que dotar la organización? ¿Cómo pasamos de la educación a la acción? ¿Cómo co-creamos realmente disrupción en este tema? ¿Cómo pasamos al mundo de la complejidad?

Es importante que tengas en cuenta los tipos de consultoras o agencias. Veas sus alcances y limitantes y lo compares con lo que tú estás buscando y te será útil. Nosotros, en Polymath, también en implementamos.

No alt text provided for this image

E. El despertar de las ciudades y regiones: no es una tendencia sino una realidad que la población mundial se asienta y se seguirá asentando en las ciudades. La diferencia es: ¿Cómo vivimos en esas ciudades? ¿Cómo se verá incrementada la autonomía? ¿Cómo se irá dando el resurgimiento o reforzamiento de las regiones? Esto conectado con el tipo de economía que se comienza a desarrollar, de inversiones, de talento que atraigo, el branding y la marca de la ciudad, etcétera. Ante el debilitamiento de los líderes; ante la constante globalización; la apertura y fuerza que tengan las ciudades será cada vez más fuerte.

Las ciudades se convierten en unas organizaciones enormes. Que adolecen de necesidades muy parecidas: necesidades de innovación, de transparencia, de quitar la burocracia de ellas, de comunicar mejor, de meter la innovación en nuestro día a día, de una mirada más sistémica, de un liderazgo compartido y maduro.

III. Algunas Señales de Cambio

Sí, podríamos incluir señales de cambio que se pueden desatar dependiendo el crecimiento de esas fuerzas de cambio. Por ejemplo: el apostar por energías renovables de manera decidida (driver of change) y las señales de cambio como escasez de agua y escasez de litioAquí hace un trabajo maravilloso El Confidencial con la exposición de estos escenarios alternativos.

El mundo de la salud y la seguridad social y todas sus implicaciones. La pandemia nos descolocó y no queremos pasar por otra pandemia pronto. Hay una conciencia de la higiene y por lo que comemos muy interesante. Nuestras amigas de Kraut Food Studio y en Polymath ya estamos dando pasos para ver cómo colaboramos en estos temas. Además todo lo que golpea: la convivencia, los seguros, la privacidad, espacios públicos, etc.

Epílogo

No se trata de volverse loco ante el futuro. De nuevo, es muy importante personalizar esas señales de cambio, esas tendencias y ver como esos factores de cambio influyen en mi mercado. No todo me impactará, algunas cosas más y otras menos. No hay que olvidarse de las implicaciones. Esto es, lo que me implica internamente a mi organización, poder estar y trascender ante esos escenarios futuros. Mover mi maquinaria, todo mi sistema. La pregunta es: ¿Tengo todos los mecanismos para una adaptación rápida? De ahí que en Polymathconsideremos ambos brazos: el del futuro y el del presente. Brazos interdependientes más que nunca.

Finalmente, la importancia también de anticiparse al futuro; es evitar esos futuros distópicos. De lo contrario, no pretendamos llegar a buenas soluciones cuando tenemos la amenaza de frente; seguro no serán buenas soluciones o serán meros parches. Ya no podemos vivir así. Ya no podemos vivir de espaldas al futuro, ya no podemos vivir sólo del 2023. ¡Ya estamos en él!

¡Nos vemos co-creando organizaciones ambidiestras!